Pazo para bodas, celebraciones exclusivas en Pontevedra

Pazo para bodas, celebraciones exclusivas en Pontevedra

Pazo para bodas con celebraciones exclusivas. En el Pazo da Golpelleira, pazo para bodas en Pontevedra, logramos que todas las celebraciones que organizamos sean exclusivas y personalizadas. Nuestras bodas aúnan el toque de personalidad de cada pareja, junto con nuestras ideas originales, que hacen que cada evento sea exclusivo, elegante y divertido. En el Pazo da Golpelleira contamos con uno de los mejores equipos de de decoración de bodas, cuyo objetivo es adaptarse a las peticiones de los novios.

Nos ocupamos de la organización global de vuestra boda, incluso de los detalles más pequeños. Los novios sólo tendrán que contarnos lo que desean y nosotros lo hacemos realidad. La decoración total de todos nuestros espacios es algo en lo que nos esmeramos para ofrecer los adornos más acorde a vuestro gusto y estilo personal.

Las bodas personalizadas del Pazo da Golpelleira se caracterizan en su totalidad por ser eventos con encanto, elegantes, divertidos y muy especiales. Todas con nuestro sello exclusivo.

En cuanto al menú, Sens Restauración es la empresa encargada en exclusividad de servir las delicias gastronómicas de nuestros eventos. Cuenta con una cocina de autor en la que se apuesta por una cocina elaborada, mezclando sabores y texturas. La sorpresa en sus platos está garantizada.

Pazo para bodas, celebraciones exclusivas en Pontevedra. Poneos en contacto con el Pazo da Golpelleira y os informaremos de todo lo que podemos hacer para que vuestra boda sea perfecta.

El Pazo da Golpelleira, pazo para bodas en Pontevedra, es del S.XVII y contempla una capacidad para 350 invitados y distintas estancias. Sus espectaculares jardines esconden diferentes rincones, como estanque, invernadero acristalado y cenador. Cuenta además con un salón completamente acristalado y una pista de baile perfectamente integrada, unida a una zona chill out. Como somos muy conscientes del miedo que da la posibilidad de que llueva ese día, disponemos de un salón de piedra con vigas de madera que impedirá que un chaparrón nos estropee el día.